¿Y la dieta?

Oye nene, es facilito… La mejor manera y quizás la única para NO COMER lo que no debo comer es NO COMPRARLO

Ya, no hay más nada con el testigo… Afuera…

¡Suénalo!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *