Tiempo Parcialmente Nublado

¿Cuántos de vosotros creéis que el tiempo es el mejor antídoto para cualquier problema?

No se si piensas igual que yo, pero para simplificarnos la vida debemos de conocer en qué tiempo estamos viviendo. No me refiero al tiempo de nuestra actual sociedad, o a que si los tiempos están malos por la economía y por los eventos alrededor del mundo. Me refiero al tiempo que tú y yo estamos atravesando. A nuestras situaciones…

Cuando podemos reconocer en qué temporada estamos de nuestra vida, entonces podemos utilizar muchos recursos que tenemos disponibles para ayudarnos a crecer. Existe una claridad y enfoque total en nuestros pensamientos cuando sabemos en qué temporada de nuestras vidas nos encontramos.

También es importante saber en qué tiempo o temporada estamos para analizar y distinguir cuando ya ha sido suficiente. Podemos y quizás estemos listos para una nueva temporada. Como el deportista que sale de su temporada y toma unas vacaciones de un mes o dos, pero reconoce que el tiempo se avecina para volver a entrar en forma y hacer los ejercicios y la dieta necesaria para su nueva temporada.

pier-woman-water-960x640¿Sabes que ninguno de nosotros está en su temporada actual por equivocación? Si lo sabes; ¿verdad? Hay algo que vamos a aprender en cada temporada. Es nuestro deber preguntarle a Dios y tener esa comunicación abierta para saber qué es lo que está guardado para nosotros y aprenderlo. El tiempo no pasa en vano. Somos nosotros los que lo desperdiciamos sin darnos cuenta.

Aunque la temporada se vea difícil, tenemos que darle cara, cuerpo y sentimiento al asunto. Hay que seguir porque tenemos la promesa que después de la tormenta viene la calma. Cuando estamos en calma, es cuando debemos estar preparándonos para una nueva tormenta. Que irónico, pero a la vez es muy real…

¿Qué podemos aprender de la temporada que no es buena? ¿Qué aprendemos de una temporada excelente? Preguntas para reflexionar en este fin de semana.

Cierro con un pasaje bíblico que explica mejor todo lo que he escrito anteriormente. Espero que lo puedas leer y que te haga reflexionar como lo hizo conmigo:

Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de derribar, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz. ¿Qué saca el trabajador de aquello en que se afana? He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen. El ha hecho todo apropiado a su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo, el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin. (‭Eclesiastés‬ ‭3‬:‭1-11‬ LBLA)

Adelante y recuerda que: #SiSePuede

<<¡¡Su∑nalo!!>>™

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone