Dos y uno no son tres

¿Qué te parece si te digo que dos y uno no son tres? (2 +1=3)

La matemática nos dice que efectivamente dos más uno son tres. Y la lógica me dice que dos y uno son veintiuno. ¿Correcto?

Entonces, ¿por qué Dios nos creo con dos oídos y una boca?

Leí en una frase el otro día sobre esto y me dejó pensando que si será que Dios quiere que escuchemos más de lo que hablamos…

¿Será la misma razón por la que me paso diciendo: ¡Suénalo! todo el tiempo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *