A mis enemigos…

Escribía algo en Facebook esta mañana y quiero también compartirlo aquí con todos mis amigos y seguidores. Sigo aprendiendo a diario, es una de las cosas que más me llama la atención y me encanta hacer.

Hoy escuchando a uno de mis predicadores favoritos: TD Jakes aprendí lo siguiente:

¿Por qué tengo que pelear contra mis enemigos? Dios está listo para pelear por mi.

Enemigos: les presento a mi Dios, su hijo Jesús y su guarda espaldas, de ser necesario, el Espíritu Santo.

Les deseo buena suerte en la batalla. La fuerza de Dios: padre, hijo y espíritu santo está conmigo.

¡Créelo!™

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone